Protéjase de la Inflacción

miércoles, 11 de junio de 2014

La moneda no está a salvo de la inflación.

ORO
SU PROTECCIÓN
CONTRA 
LA INFLACIÓN

Las monedas fiduciarias de papel, son simplemente papel y por lo tanto, perecederas.

En las noticias, todo lo que escuchamos es: crisis económica, crisis financiera, deudas nacionales, déficits, bancos en quiebra, y ahora, países en quiebra. La respuesta de los principales Bancos Centrales es imprimir más moneda fiduciaria en un intento por estimular la economía en quiebra.

Nuestras monedas se están devaluando debido a la gran cantidad de moneda “papel” y “digital” creada de la nada, e inyectada en los sistemas financieros, superando a la producción de bienes y servicios, y creando así, la inflación de precios en todo el mundo a un ritmo alarmante.

Como consumidores lo estamos viviendo a diario en el supermercado, en el cine o en las gasolineras.

Con el tiempo, ya que la confianza en las monedas fiduciarias se deteriora, y la gente comienza a cambiar su papel sin valor para los activos tangibles, se producirá la hiperinflación.

El más prominente y temible ejemplo de la hiperinflación fue después de la Primera Guerra Mundial en Alemania, donde en enero de 1919, una onza de oro se cotizó en 170 Marcos, y en noviembre de 1923, esa misma onza valía 87 trillones de Marcos.