Protéjase de la Inflacción

jueves, 8 de mayo de 2014

¿Por qué es importante ahorrar en oro? - parte 1


El oro es dinero, esto es una verdad que se conoce desde hace más de 2000 años, y sobre todo se ha demostrado desde la introducción de los billetes de papel pero la mayoría de las personas ya no son conscientes de cómo llego a existir el dinero.

Lo cierto es que sin el oro, jamás hubiese existido el dinero en ninguna parte del mundo.

- Es importante invertir en oro hoy más que nunca debido al desastre de nuestro sistema financiero.

- El oro protege sus ahorros de la devaluación del papel moneda.
- El oro protege su dinero de la inflación.
- El oro mantiene su poder adquisitivo.
- El oro es seguridad, protección, tranquilidad y futuro familiar.
- El oro protege su dinero de las políticas bancarias, gubernamentales y sobre todo del sistema financiero.
- El oro de inversión no tributa a ningún gobierno, está exento de IVA.

El oro es uno de los primeros metales en ser procesados por los humanos para ser utilizado como dinero.

Uno de los problemas de los metales como moneda es su peso, por lo que pronto se hicieron comunes los billetes, que no eran otra cosa que promesas firmadas de entregar a su portador la cantidad en oro que en ellos se representaba.

Los bancos emitían estos billetes cuidándose de mantener una relación sensata entre el dinero que habían emitido y las reservas de oro que custodiaban en sus cajas fuertes, dado que, en caso contrario, perderían la confianza de sus clientes, a esto se le llamaba patrón oro.


Algunos historiadores fijan la aparición del patrón oro en Inglaterra, cuando Sir Isaac Newton en 1717 incluyó, en un ensayo sobre el sistema monetario, una proporción de oro a plata que definía una relación entre las monedas de oro y el penique de plata que iba a ser la unidad de cuenta estándar en la Ley de la Reina Ana de Gran Bretaña. 

De todas formas, es más comúnmente aceptado que un verdadero patrón oro requiere que haya una fuente de billetes y moneda de curso legal, y que esa fuente esté respaldada por la convertibilidad al oro. Dado que ese no era el caso durante el siglo XVIII, el punto de vista generalmente aceptado es que Inglaterra no estaba bajo el patrón oro en ese momento.